Garnachas de España, tributo a una variedad

29 de marzo de 2011 Publicado en:Noticias

¿Sabéis esa ilusión que hace cuando por fin enseñas a todo el mundo algo en lo que llevas mucho tiempo trabajando? Pues esa es la que sentimos nosotros ahora con El Proyecto Garnachas de España.  Estamos encantados con la salida al mercado de los dos primeros vinos de esta colección que es nuestro particular tributo a una variedad que durante años ha sido relegada a un segundo nivel y que, sin embargo, ahora se están redescubriendo sus fantásticas cualidades cuando se cultiva en las condiciones adecuadas.

Con el Proyecto Garnachas de España hemos querido explorar todas las posibilidades que ofrece esta variedad en las distintas zonas, en los distintos suelos, bajo condiciones meteorológicas diferentes… Ha sido un proceso apasionante que nos ha llevado además a una zona en la que históricamente la Garnacha ha mostrado un carácter especialmente interesante. Hablamos del Valle del Ebro, desde Rioja hasta el Priorat. Con todo ello nos ha quedado una colección de cinco vinos realmente especiales, elaborados en estas zonas, cada uno con su personalidad y su intrahistoria particular. De hecho, tantas y tan interesantes han sido las historias que nos hemos encontrado que hemos querido contároslas en una especie de ‘contenidos extras’ que acompañan a esta colección y sobre los que os contaremos más cosas dentro de poco.

De lo que sí podemos hablaros ya es de los dos vinos que ya podéis disfrutar porque acaban de salir al mercado. Uno de ellos es La Garnacha Salvaje del Moncayo (Ribera del Queiles). Un vino afrutado, fresco y de tanino dulce que ha sido elaborado en una viña de Garnacha vieja situada en las faldas del Moncayo y que fue plantada hace más de medio siglo, unas condiciones en las que  precisamente la Garnacha comienza a dar lo mejor de sí.

El otro vino es La Garnacha Olvidada de Aragón (D. O. Calatayud), elaborado con uvas de un viñedo de Garnacha vieja, plantado en 1940, algo que se expresa a la perfección en sus taninos amables y maduros. Con 10 meses en barrica de roble francés, es un vino con una boca plena y sabrosa.

De verdad que esperamos que disfrutéis con estos vinos, al menos, tanto como nosotros lo hemos hecho durante su elaboración y ojalá que a través de ellos se transmita un poco de esa pasión y ese cariño con los que concebimos este proyecto. Ya veis que aún nos quedan muchas cosas por contar sobre esta colección, pero es que esto no ha hecho más que empezar y en los próximos meses nos oiréis hablar mucho sobre esta variedad que nos tiene entusiasmados!

 

Salud!!

Comparte en las redes:
Dejar un comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.